Señales de que tu cámara de seguridad ha sido hackeada

Contar con una cámara o sistema de seguridad es algo que muchos usuarios particulares y empresas tienen presente. Una manera de tener un control y vigilancia sobre un edificio, por ejemplo. Sin embargo hay que tener en cuenta que este tipo de dispositivos también son blanco para los piratas informáticos. Una cámara web puede ser hackeada y poner así en riesgo nuestra privacidad. Por ello en este artículo hemos querido mostrar algunas señales que indican que nuestra cámara web ha sido hackeada.

Cómo saber que la cámara web ha sido hackeada

Los dispositivos de lo que se conoce como el Internet de las Cosas suelen ser objetivo para los piratas informáticos. Buscan la manera de atacar este tipo de sistemas que en ocasiones son vulnerables. Si hablamos de las cámaras web esto está más que presente y lo hemos visto en muchas ocasiones.

Por suerte podemos tener en cuenta ciertos puntos importantes para saber si una cámara web ha sido hackeada. Así podremos tomar medidas rápidamente y evitar que nuestra privacidad y seguridad puedan verse afectadas.

Cambios físicos

Sin duda algo básico es observar posibles cambios físico que haya en la cámara de seguridad. Por ejemplo hablamos de que las luces LED estén encendidas cuando no deberían. Esto podría significar que alguien está usando la cámara cuando en realidad tendría que estar apagada.

También podría ocurrir que haya cambios físicos en cuanto al movimiento. Ya sabemos que muchas cámaras de seguridad pueden girar y orientarse según queramos y se puede controlar de forma remota. Puede que algún atacante esté cambiando la orientación y sería una señal inequívoca de que algo no va bien.

Contraseña cambiada

Por supuesto también podríamos encontrarnos con que la contraseña ha sido cambiada. Puede que un posible intruso ataque nuestro sistema de seguridad y uno de los cambios que realice sea quitar la contraseña que tenemos para poner otra.

En caso de que nos encontremos con que la clave ha sido cambiada y que no podemos acceder al control, eso significaría que alguien ha podido tener acceso y ha cambiado la información. Es importante que en este caso tomemos medidas lo antes posible.

Inicios de sesión sospechosos

Normalmente las cámaras de seguridad tienen un sistema para iniciar sesión de forma remota y poder acceder a ella, ver el registro de actividades, etc. Si notamos que hay inicios de sesión sospechosos podría tratarse de algún ataque por parte de posibles intrusos.

En caso de que notemos algún cambio extraño debemos cambiar rápidamente la contraseña de acceso y tratar de proteger nuestras cámaras de seguridad para evitar problemas.

Problemas con otros dispositivos

También es un indicativo tener problemas en otros dispositivos. Esto ocurre cuando tenemos más equipos conectados al router. Ya sabemos que hoy en día el Internet de las Cosas está muy presente en nuestro día a día. Si un intruso logra atacar una cámara web podría tener acceso a otros dispositivos conectados en esa red. ¿Hemos notado problemas en otros equipos?

Este podría ser otro indicativo de que hay intrusos y de que por tanto nuestro sistema de seguridad ha podido ser atacado.

Ha cambiado la configuración

Una prueba más la podemos encontrar en la configuración de la cámara. Normalmente muchos sistemas de seguridad de este tipo permiten guardar los vídeos grabados en un servidor, por ejemplo. ¿Se están grabando las imágenes en un servidor que no debería? ¿Ha cambiado la configuración de la cámara y ahora permite acceder desde equipos de terceros o tener más control?

La configuración por tanto es un reflejo más de que algún intruso ha podido acceder a nuestra cámara o sistema de seguridad.

En definitiva, estas son algunas señales que podemos tener de que nuestra cámara web de seguridad ha podido sufrir algún tipo de ataque. Ya sabemos que esto es algo que está muy presente entre los usuarios particulares y también a nivel empresarial. Son muchos quienes optan por protegerse con estos dispositivos